asociación moda sostenible

MSMAD ¿por qué me he asociado?

Si has llegado hasta aquí puede ser por varias razones, (lógica aplastante).

Lo que sí queda totalmente claro es que te interesa la Moda Sostenible, término que a partir de ahora escribiré como se merece, como un nombre propio, con mayúscula inicial.

Te doy la más sincera bienvenida y te invito a quedarte un rato.

También te invitaría a tomar una caña, pero, ¿online?

Por ahora no lo veo muy factible, (aunque todo se andará…).

Nos han propuesto desde MSMAD que hagamos un texto para el blog.

De entrada he aceptado muy contenta, aunque no tenía ni idea de sobre qué escribir, y cómo es lo usual en mi persona, le di bastantes vueltas.

Uf.

Hasta que lo vi claro.

Hace poco estuve a un tris de cerrar la puerta de mi pequeño proyecto y prenderle fuego, (que sea online a lo mejor es una suerte y todo). Cuando menos me lo esperaba, cambiaron circunstancias a mi alrededor, todo se recondujo, y… aquí estamos.

Haciendo el manido “todos los comienzos son difíciles” más mío que de nadie, voy a hacerle un pequeño retoque o apunte:

Todos los comienzos son difíciles, y mucho más, si lo haces en soledad.

¿Por qué? Porque seguro que te ha pasado que:

¿Necesito información sobre...?

San Google no es ni tan santo, ni tan listo, te lo digo yo. Que lo tengo aburrido.

¿Cómo se hace…? ¿Dónde puedo…? ¿Qué es…?

Si, no lo pongo en duda, Google dice la verdad y Youtube es la nueva universidad de la vida. Sin embargo, es de agradecer que alguien con experiencia y conocimientos sobre lo que necesitas, te pueda echar una mano, y una sonrisa de paso. (Y si me lo explica sin cortes de voz programados y con un tono más grave, mucho mejor).

buenas ideas

¿Te ha pasado alguna vez que tienes una idea brillante y necesitas ampliar horizontes en tu proyecto?

No sé… Por ejemplo, tengo en mente una bufanda tejida, y le quiero poner unos apliques de tela reciclada con una imagen de David Bowie bordada a mano.

Muy bien, yo puedo tejer la bufanda, ¡fe-no-me-nal!

Ahora sólo me queda aprender a dibujar, aprender a pasar el dibujo a la tela, aprender a coser, y por supuesto, aprender a bordar. Y menos mal que pude comprar la lana y no tuve que ir a hilarla a León.

Colaboración.
He ahí la respuesta a tu idea imposible. Eso es lo que buscas. Los cursos de online están fenomenal, pero a lo mejor tus días duran lo que los míos y  sólo tienen 24 h.

¿A quien le comentas tus dudas?

Sinceramente, a veces no le puedes soltar tu verborrea a tu pareja, a tus padres, hermanos, amigos… Simplemente, porque no están en el mismo lugar que tú y por mucho que lo intenten, no te entienden, o es probable que ya esten hartos de oirte.

Esto es así y punto.

Pueden ser empresarios y no dedicarse al mismo sector. O les encanta la moda, pero no precisamente sostenible. O dormís bajo el mismo techo y no puedes llegar tooodos los dias llorando por lo mal que te va o sumida en un estado de total obcecación. Porque, sinceridad ante todo, lo bueno lo celebra todo el mundo, pero la parte negativa… Es mejor que te la comas tú, (o eso crees).

¿Quién mejor que los que están como tú para abrirte en canal?

¿Cómo me promociono? ¿De que puedo hablar? ¿Como imprimo seriedad a mi marca? ¿A alguien le pasa lo mismo que a mi?

¡Ajá! Ahí le has “dao”.

No, no te voy a dar una respuesta mágica ni hablar de algoritmos, yo he venido a hablar de mi libro y hoy el argumento trata sobre el beneficio que me ha aportado asociarme.

En esta asociación las marcas, sus proyectos y las personas que hay detrás son dispares, y todas aportan algo, su talento. Esto asegura un aprendizaje continuo. Ni Google ni Googlo!

Una idea suelta, un concepto, el empeño de uno y la resolución de otro pueden transformarse en hechos y acciones.

Si no has oído que “la unión hace la fuerza”, (es imposible que no lo hayas oído), me lo agencio también. Puedo asegurarte que pertenecer a algo más grande que tú te serena, te ayuda a ver las cosas desde más de una perspectiva. Tu interés propio ya no lo es tanto porque se ha transformado en un rédito común.

Te hace más fuerte, te confiere autoridad y credibilidad para promover cualquier iniciativa o acción.

Tu esfuerzo se ve doblemente compensado. Darás cuenta de tu propia satisfacción y de la de los que te rodean.

MSMAD es algo más que la definición semántica en sí misma.

Nos unen la cultura, nuestra ideología, la empatía y la conciencia social, nuestra forma de actuar y entender la moda, y una finalidad común que se traduce en energía, ilusión y fuerza, todo suma, para llevar a la Moda Sostenible al lugar donde se merece estar: En la cima.

Quizás ahora sí te pueda invitar a una caña en la próxima asamblea. ¿Quien sabe?

Lorena Garcia.

CEO Cucubox.